Nuestras barreras mentales que nos impiden progresar

Por supuesto que nuestra fuerza mental, nuestra ilusión nos va a hacer que consigamos nuestros retos, a ir más allá. Es uno de los principios básicos del coaching.

Pero qué pasa cuando es justamente lo contrario. Cuando es nuestra mente la que nos juega malas pasadas y las que nos limita, impidiéndonos llegar más lejos. Es cuando nuestro cuerpo, nuestra forma física nos permitiría conseguirlo, pero nuestra mente ha levantado unas barreras, unos muros invisibles que nos impiden lograrlo.

En el último artículo que he escrito para Runnea https://www.runnea.com/articulos/entrenamiento-running/2017/03/cuando-cuerpo-dice-pero-cabeza-2500/ os hablo de un atleta mítico, Gilbert Bannister, que batió el record de la milla, así como el muro que todos pensaban como infranqueable de los cuatro minutos. Y las barreras mentales, internas que se habían creado sus competidores que les impidieron lograr mejores marcas hasta que llegó Bannister.

Cómo controlar la tensión antes de la competición

 

Hoy voy a hablar de los nervios previos a la competición. Y de cuando esa tensión nos afecta de tal forma que disminuye nuestro rendimiento deportivo. Es cuando oímos frases como “ha rendido por debajo de lo esperado; le han comido los nervios”, “no ha podido superar la presión”.

Es normal estar nervioso antes de empezar a competir. Sentimos una mezcla de excitación, ilusión, nervios, ganas de empezar, miedo a fracasar…. estamos deseando que todo arranque y centrarnos sólo en el deporte.

Lo que tenemos que evitar es que esos nervios previos a la competición, afecten a nuestro rendimiento. En este artículo que publiqué en Runnea https://www.runnea.com/articulos/running-news/2017/01/claves-para-conseguir-maximo-rendimiento-2429/ explico unos trucos para que podáis gestionar la tensión.

Con la experiencia, los deportistas sabemos qué es lo que más nos conviene; a algunos les relaja llegar con mucho tiempo a la prueba, mientras que  otros les tensiona. Respeta tus hábitos y no te dejes influir por nadie.

Asimismo, los pensamientos negativos que nos suelen asaltar antes de competir (días que no se han podido entrenar durante la preparación, pasar mal la noche previa…) pueden afectarnos de tal forma que nos bloqueen y nos hagan dudar de nuestra capacidad.

Y por último, esa idea que empieza a crecer dentro de nosotros de que no vamos a ser capaces de terminar la prueba. Estamos corriendo, llevamos una buena parte del recorrido hecho, pero la confianza empieza a flaquear y pensamos que no llegaremos. Y a veces nos autoconvencemos de que no vamos a poder y abandonamos.

De todo ésto es de lo que hablo en Runnea. Echale un vistazo y controla la presión.

La fuerza mental de los mejores deportistas

 

Los deportistas tanto los deportistas de élite como los simples aficionados, buscan siempre conseguir el máximo rendimiento deportivo. Que todas las horas de entrenamiento, de controlar la alimentación, de descanso… tengan un reflejo el día de la competición. Dicho de otra forma; que se note todo lo que se ha trabajado y sacrificado.

El rendimiento deportivo es algo más que la simple condición física. Porque si sólo dependiera de lo físico, no haría falta la competición para saber quién es el mejor; hay máquinas que miden la resistencia, la potencia, flexibilidad, etc… y el que mejores parámetros diese en la máquina sería el vencedor. Pero sabemos que no es así; que para rendir al máximo es imprescindible el aspecto mental; controlar los nervios, la ansiedad, la ilusión, que el miedo a fracasar no controle nuestro cuerpo…

 

Curiosamente, hay deportistas que me dicen que no necesitan eso; que lo importante es trabajar la parte física, la nutrición, etc…. pero que este trabajo mental no es relevante.

Yo estoy convencido de que un deportista conseguirá sus mayores logros cuando tenga desarrollado y consolidado ambos aspectos, el físico y el mental. Y un buen ejemplo de lo importante, de lo esencial que es el trabajo mental lo tenemos en los últimos Juegos Olímpicos. De toda la información que ha ido apareciendo, en periódicos, revistas, televisión, etc… he recopilado las circunstancias que rodearon a la actuación de varios deportistas significativos. Los he destacado porque son un buen ejemplo de la importancia que ha tenido su fuerza de voluntad para lograr el triunfo. Y también, para que veáis lo que pasa cuando el cuerpo, la condición física está bien, pero la mente dice que no; el rendimiento deportivo queda muy por debajo de lo que se podía haber logrado.

 

Puedes leer más sobre este teman en el artículo que publiqué en Runnea https://www.runnea.com/articulos/entrenamiento-running/2016/11/material-mental-deportistas-elite-2329/

Cuatro errores a no repetir para la próxima temporada

El deporte es pasión y sentimiento. Nos gusta, nos estimula, nos apasiona. Pero cuando planificamos una temporada, cuando nos marcamos los objetivos debemos hacerlo con tranquilidad, analizando qué hemos hecho la anterior temporada, los aciertos y los errores. Lo que debemos conservar y lo que tenemos que cambiar.

Sólo si somos honestos con nosotros mismos podremos conseguir los objetivos y aspirar a nuevos retos. En esta entrevista para Runnea.com y el artículo que lo acompaña analizamos los cuatro errores más comunes a la hora de planificar nuestra nueva temporada. No te lo pierdas!!

 

 

Puedes oír el Podcast y el artículo completo en este enlace:

https://www.runnea.com/articulos/running-news/2016/09/errores-hora-planificar-temporada-como-2202/

 

El trabajo mental siempre de la mano de la preparación física.

Vemos por televisión pruebas extremas; iron man, ultra trail, etc… y es habitual la llegada de atletas extenuados, dando tumbos y con la mirada perdida. Y unimos esas sensaciones con la épica; el triunfo de la voluntad, si quieres algo y lo deseas con mucha fuerza  lo conseguirás.

Esa fuerza de voluntad debe ir de la mano con la preparación física. El trabajo mental es imprescindible, pero el deportista debe entrenar; hacer sus estiramientos, sus tiradas largas, abdominales, cuidar la alimentación, etc…. Es un error pensar que simplemente con la fortaleza mental conseguiremos lograr nuestros objetivos en el deporte.

Nuestra mente puede llevarnos a superar los retos, a desafiarnos y llegar mucho más allá. En lo profesional y en lo deportivo. Y nuestra determinación nos permitirá alcanzar logros que nunca hubiéramos pensado ser capaces. Pero acompañado  siempre del trabajo físico, deportivo o intelectual.

 

Puedes leer más sobre este tema en mi artículo en Runnea.com

https://www.runnea.com/articulos/entrenamiento-running/2016/09/claves-para-triunfar-preparacion-temporada-2215/