Cómo controlar la tensión antes de la competición

 

Hoy voy a hablar de los nervios previos a la competición. Y de cuando esa tensión nos afecta de tal forma que disminuye nuestro rendimiento deportivo. Es cuando oímos frases como “ha rendido por debajo de lo esperado; le han comido los nervios”, “no ha podido superar la presión”.

Es normal estar nervioso antes de empezar a competir. Sentimos una mezcla de excitación, ilusión, nervios, ganas de empezar, miedo a fracasar…. estamos deseando que todo arranque y centrarnos sólo en el deporte.

Lo que tenemos que evitar es que esos nervios previos a la competición, afecten a nuestro rendimiento. En este artículo que publiqué en Runnea https://www.runnea.com/articulos/running-news/2017/01/claves-para-conseguir-maximo-rendimiento-2429/ explico unos trucos para que podáis gestionar la tensión.

Con la experiencia, los deportistas sabemos qué es lo que más nos conviene; a algunos les relaja llegar con mucho tiempo a la prueba, mientras que  otros les tensiona. Respeta tus hábitos y no te dejes influir por nadie.

Asimismo, los pensamientos negativos que nos suelen asaltar antes de competir (días que no se han podido entrenar durante la preparación, pasar mal la noche previa…) pueden afectarnos de tal forma que nos bloqueen y nos hagan dudar de nuestra capacidad.

Y por último, esa idea que empieza a crecer dentro de nosotros de que no vamos a ser capaces de terminar la prueba. Estamos corriendo, llevamos una buena parte del recorrido hecho, pero la confianza empieza a flaquear y pensamos que no llegaremos. Y a veces nos autoconvencemos de que no vamos a poder y abandonamos.

De todo ésto es de lo que hablo en Runnea. Echale un vistazo y controla la presión.